¿Qué es la orgánica?

Es la fracción de residuos domésticos compuesta de restos de alimentos y otros desechos biodegradables

La orgánica recogida de manera selectiva en el municipio se transporta a las instalaciones de Garbiker, donde es clasificada y mezclada con un material que se conoce como estructurante.

Esta mezcla entra al proceso de compostaje, un tratamiento biológico en el que actúan bacterias, hongos y otros microrganismos. Gracias al oxígeno, transforman la composición de los residuos y la hacen asimilable por nuestros suelos.

De esta forma obtenemos el compost, un producto con calidad suficiente para ser utilizado como abono o enmienda en suelos o para fines de restauración y uso en obras civiles.

El compost

El compost es un producto con aspecto muy similar al de la turba o la tierra, con una ligera humedad y poroso.

Tiene un olor que recuerda al del suelo de un bosque y es un producto con el que podemos cerrar el ciclo de la orgánica ya que, al aplicarlo al suelo, devolvemos a la naturaleza lo que es suyo.

¿Qué residuos se pueden depositar en el contenedor marrón?

Recuerda depositarlos siempre en bolsas compostables

* Ahora los residuos de origen animal, carne y pescado, también van a la orgánica

Restos de carne

Crudos o cocinados

Restos de pescado y marisco

Crudo o cocinado

Restos de comida cocinada

Restos de frutas y verduras

Crudas o cocinadas

Restos de té y posos de café

Cácaras de frutos secos

Restos pequeños de jardinería, poda y hojarasca

Papel de cocina manchado de comida, corcho natural y cerillas